viernes, 12 de noviembre de 2021

Bolivia vuelve a ser endeble y camina hacia la puerta de salida

Perú derrotó 3-0 a Bolivia. (Foto: Selección peruana)

Las esperanzas que tenía de ganar en Perú se esfumaron rápido al sufrir tres goles en el primer tiempo. Pisando tierra firme, la Verde no tiene con qué luchar por la clasificación.

Por Ramiro Siles/Premium                    

Más allá de la ilusión y la buena actitud, Bolivia no tuvo fútbol como para evitar otra derrota por goleada, entonces de nuevo va hacia la puerta de salida porque, por más ‘matemática’ que aún le otorgue alguna chance, ya tiene que hacerse a la idea de una nueva eliminación tras caer este jueves a manos de Perú en Lima, por un 3 a 0 que pudo ser peor en la jornada 13 del premundial para Catar 2022.

Si no pudo defenderse para evitar lo peor, menos tuvo con qué hacer daño, entonces se esfumaron rápido sus esperanzas de conseguir su tercera victoria consecutiva y la primera en años como visitante, donde sigue siendo demasiado débil.

Quedan cinco partidos por jugar, pero la realidad invita a soñar menos y a poner los pies sobre la tierra. Compartiendo el penúltimo lugar con Paraguay —ambas con 12 puntos—, es difícil creer en que todavía se puede luchar al menos por llegar al quinto lugar del repechaje.

Un ‘dulce’ para Perú

Perú pasó por encima de Bolivia en el primer tiempo. Se juntaron dos cosas: la presión peruana sobre todo por el lado izquierdo de su ataque, y la debilidad boliviana que ofreció poca consistencia defensiva.

El golero Carlos Lampe protagonizó una gran atajada a los 7 minutos, de su despeje a medias Gianluca Lapadula convirtió, pero en posición adelantada cobrada por la terna arbitral.

Sin embargo, el delantero peruano tuvo su revancha a los 9 al embocar después de un buen ingreso filtrado de sus compañeros Christian Cueva y Christofer Gonzales. Jairo Quinteros alcanzó a tocar, pero fue insuficiente.

Justiniano va al cabezazo, igual que Carrillo. (Foto: Selección peruana)

No hubo reacción de la Verde ni corrección en su defensa. Era fácil para los peruanos entrarle, así que volvió a sufrir un gol a los 31 con un cabezazo de Cueva en el primer palo.

Siete minutos después, los peruanos volvieron a tocar en ataque una y otra vez, Jusino despejó a medias un centro y la pelota le quedó a Sergio Peña, quien tuvo tiempo para acomodarse y rematar de frente al arco para vencer por tercera vez a Lampe.

Lampe evitó algo peor

Liquidado el partido en la primera parte, en la segunda el golero nacional evitó que la goleada fuera peor con al menos tres atajadas.

Bolivia siguió sufriendo atrás y fue Lampe el que le salvó de un cuarto, un quinto y hasta un sexto gol. Le achicó a Lapadula en un mano a mano, puso su pie izquierdo ante un disparo cruzado de Cueva y luego fue abajo para cortar un centro peligroso lanzado por Miguel Trauco.

Cierto, luego de eso, promediando los 60 minutos la Verde comenzó a tener más actividad adelante y mereció por lo menos un gol de descuento. Pero también fue porque Perú retrocedió y le cedió un poco más el balón.

Ahí emergió Pedro Gallese. El arquero incaico atajó un disparo de Diego Bejarano, otro de Erwin Saavedra sacando la pelota del ángulo y, a poco del final, un taco de Víctor Ábrego ante el cual reaccionó de manera oportuna.

Perú todavía sueña con luchar por la clasificación porque, desde lo futbolístico, tiene con qué. Bolivia no se da por vencida, pero está demasiado lejos en todo sentido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario