miércoles, 1 de julio de 2020

Carlos Camacho juega el partido de la solidaridad


El exfutbolista Carlos Camacho y ahora entrenador de la escuela de fútbol en la Akdemia sucursal del club Bolívar en Montero, aprovecha muy bien con la familia el receso obligado en los entrenamientos por la pandemia del Covid-19 para realizar labor social.

Desde que la enfermedad hizo su aparición en Montero, Camacho junto a un grupo de amigos y creyentes de la iglesia Torre Fuerte todos los días realizan la distribución de víveres y leche a las personas más necesitadas para que la cuarentena pueda ser más llevadera.

La labor del ex defensor de Guabirá se extiende hasta los hogares de niños, niñas, albergues, ancianos  y el Terrapuerto donde están los pacientes de Covid-19 donde llega con leche que recibe de los productores de la Asociación de Ganaderos del Norte (Aganorte).

“A las dos semanas que comenzó la pandemia comenzamos a distribuir lo poco que teníamos y de a poco se ha ido sumando mucho más gente a esta labor solidaria que encabeza el movimiento Camote e incluso una persona  os facilitó un vehículo para realizar la distribución”, indicó.

Camacho mencionó que la distribución de la leche se realiza en las mañanas y los víveres en la tardes, particularmente a las familias de los niños con síndrome de Down y a las personas con capacidades diferentes.

La obra es muy bendecida porque desde que comenzó a distribuir víveres y leche, los productos no han faltado para entregarlo a las personas más necesitadas y que la están pasando mal en la cuarentena.

Camacho tiene una dilatado trayectoria en el fútbol profesional, fue en el club Bolívar donde mostró su talento en la cancha, militó en Universitario de Sucre y cerró su ciclo en Guabirá.

La lesión en una de sus rodillas apresuró el retiro del defensor montereño que hace cuatro años decidió colgar los botines para dedicarse a la formación de nuevos valores con su escuela de fútbol donde trabaja con sus alumnos hasta antes de la pandemia.

En mayo de 2016, Camacho integró el equipo de Guabirá que retornó al fútbol profesional bajo la presidencia de Rafael Paz. El defensor se retiró de las cancha a los 32 años.



No hay comentarios:

Publicar un comentario