Es difícil cumplir 60 años y mucho más en el fútbol boliviano donde todo es deficitario”

Esa frase es parte del discurso de Rafael Paz, presidente del club Guabirá, que emitió en el acto central por el festejo de los sesenta años que se desarrolló en el Complejo Deportivo Celina, la tarde del jueves, donde participaron las principales autoridades de Montero, representantes de la FBF, cuerpo técnico, jugadores, invitados especiales y buen grupo de hinchas.

“La verdad que llena de satisfacción estar al frente de una institución que cumple 60 años. Es difícil cumplir 60 años y más que todo en el fútbol boliviano donde todo es deficitario. Muchas instituciones grandes han desaparecido y nosotros aquí estamos… con penas y gloria, pero siempre para adelante, eso es el fútbol”, dijo emocionado.

Paz agradeció a Dios por iluminarlo y darles las fuerzas necesarias para estar al frente del club Guabirá. Lleva 21 años como presidente de la institución y 32 como dirigente, cargo que ejerce con cariño por el que le tiene a su pueblo; por la niñez de Montero y de toda Bolivia.

“Es complicado estar al frente, pero con amor y cariño todo se puede lograr”, dijo al recordar que Guabirá tiene en su palmarés seis copas internacionales. El equipo jugó 2 Copas Libertadores, una en calidad de campeón nacional y la otra como subcampeón; además de las cuatro Copas Sudamericanas en las que recientemente participó”, citó Paz.

Mencionó que por esas cosas que tiene el fútbol, cuando Guabirá recién nacía en 1968 el equipo se consagró subcampeón nacional ganando el derecho de esta en una Copa internacional pero extrañamente ese cupo fue entregado al Club Litoral. Paz afirmó también a Guabirá le arrebataron la Copa Conmebol, cuando el equipo se clasificó en el tercer lugar, pero por cosas extra futbolísticas se la otorgaron a Blooming, precisó.

Si bien es complicado estar al frente de una institución donde las cosas no andan bien en la parte deportiva como en la administrativa, Paz señaló que no renunciará al sueño de ver clasificado a su equipo a una Copa Libertadores. Esa es su principal aspiración, pese a que su equipo no pasa un buen momento y está último en la tabla del grupo A con dos puntos, considera que la mala racha pasará y Guabirá volverá a tener el protagonismo de siempre.

En el último tiempo en la parte administrativa en el rojo hubo importantes avances, se logró consolidar el Complejo Deportivo Celina Guabirá que es el cuartel general del equipo. Sede que tiene una infraestructura con todas las comodidades para el trabajo del primer plantel.

Sin embargo, queda pendiente la consolidación de la sede social y otras obras adicionales que podrán beneficiar a los socios del club, esa tarea está próxima a consolidarse por la buena predisposición que tiene la actual autoridad ejecutiva del municipio de Montero, Regys Medina que regularizaré en breve la documentación para que el club pueda registrar el derecho propietario de los predios que se le dotó al club cerca de la nueva terminal, así como la parte de los terrenos de la avenida Betania y segundo anillo que no fueron afectados por el Complejo de Natación y el estadio Luis Espinal.

“Mientras tenga el apoyo de ustedes (socios e hinchas) y de las instituciones va seguir trabajando para hacer de Guabirá una institución sólida y fuerte”, indicó Paz.

En el acto de celebración hubo iza de banderas, reconocimientos, coronación de la reina del club y el lanzamiento de la polera alusiva a las seis décadas de historia que tiene el club, pero sobre todo se reafirmó el compromiso para seguir trabajando en beneficio de la institución con la seguridad que el mal momento futbolístico que pasa el rojo comenzará a revertirse desde el domingo 17 de abril.

La dirigencia se esforzó para armar un equipo competitivo que intente pasar a la siguiente fase de la Copa Sudamericana, pero se quedó a medio camino. Y en el torneo local tampoco las cosas le están saliendo bien, la dirigencia se ajustó los cinturones y les asentó la mano a los jugadores anunciando un descuento de un 30 por ciento (15% en abril y 15 % en mayo) en el salario de los jugadores para que estos reaccionen y vuelvan a tener la garra y gallardía que siempre muestra Guabirá.

La Alcaldía, Concejo Municipal, Comité Cívico y la Subgobernación de la provincia Obispo Santistevan realizaron la entrega de reconocimiento al club Guabirá, mientras que desde el club se reconoció el trabajo de Robert Limpias, gerente general del club.

El club Guabirá se fundó el 14 de abril de 1962 por un grupo de trabajadores del Ingenio Azucarero Guabirá. Fue campeón fundador de la Liga Profesional del Fútbol y campeón nacional en 1975.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.