Aurora tumba al Tigre en un partido de ida y vuelta

The Strongest perdió por primera vez jugando fuera de La Paz, donde siempre había ganado. Así como su arco se salvó de varias caídas, también desperdició ocasiones de gol en el área contraria.

Por Ramiro Siles/Premium Sport

En un partido que estaba para cualquiera, un gol cerca del final hizo la diferencia y Aurora logró la victoria sobre The Strongest (1-0), este lunes en el Félix Capriles de Cochabamba, partido que completó la octava jornada y puso punto final a la primera rueda del torneo Apertura de la División Profesional.

Hubo un montón de ocasiones de gol, el celeste estrelló tres pelotas en los palos, el atigrado también desperdició ocasiones, hasta que, a los 81 minutos, en una buena jugada de Jair Torrico por la izquierda, su compañero Darío Torrico mandó la pelota adentro para definir el encuentro.

Fue la segunda derrota de The Strongest, pero la primera fuera de La Paz, porque antes solo había perdido ante Bolívar; y fue el segundo triunfo de Aurora en el campeonato, después de ganarle a Wilster.

El Tigre se quedó con 14 puntos, compartiendo el segundo lugar con Nacional —ambos por detrás de Palmaflor (16)—, mientas que el valluno llegó al sexto lugar con 9, todavía fuera de la zona de clasificación.

Los atigrados cayeron antes de viajar a Brasil para enfrentar el jueves al Atlético Paranaense por la segunda fecha del grupo B de la Copa Libertadores de América.

Dos palos contra cero

Aurora falló goles y The Strongest se salvó de irse al descanso derrotado. El valluno dominó y atacó en esa primera parte, pero le faltó puntería en la definición.

El Tigre utilizó una formación alterna y no fue el mismo. Coincidió ello con el mejor desempeño de su rival celeste valluno. Uno se defendía, en lo posible de manera ordenada y contragolpeando, y el otro atacaba con mucha insistencia.

The Strongest llegó alguna vez al ataque, pero no con mucha fuerza. Hubo una jugada, a los 8 minutos, que podía considerarse un claro penal, pero Jeyson Chura, a quien le cometieron la falta, había salido de la posición adelantada para recibir el balón y eso fue lo que cobró el árbitro.

Daniel Camacho tuvo una buena para el Tigre, aunque su disparo se fue apenas ancho.

Ese par de jugadas, y otra de Rodrigo Amaral en el final, que no fue un golazo por poco, fueron lo único de los atigrados en ataque. Todo lo demás lo hizo Aurora.

Adrián Jusino fue fundamental evitando el gol, rechazando de cabeza un disparo de Carlos Sejas. Acto seguido tapó Jhohan Gutiérrez.

Los ataques de Aurora fueron consecutivos, por lo general buscando las espaldas de los zagueros atigrados. De esa manera creó sus mejores opciones: en una no llegaron sus delanteros, en otra cabeceó Denis Pinto, cruzado y cerca.

Hubo dos pelotas a los palos del arco stronguista. Un tremendo tiro de Leandro Maygua y un cabezazo de “palomita” de Pinto. El golero del Tigre estaba vencido.

Pero la pelota no entró nunca.

El que mete gol, gana

El segundo tiempo fue diferente. The Strongest equilibró en lo futbolístico con la entrada de varios de sus titulares. De paso se animó a pisar más el área adversaria. Entonces, el partido se abrió por completo y fue de ida y vuelta.

Así como jugaron, lo único que iba a marcar la diferencia era el gol. Los dos tuvieron chances y por igual las fueron fallando.

Sejas erró al minuto definiendo mal en el segundo palo. Luego, un remate de Jair Torrico lo tapó Gutiérrez.

Poco después hubo dos acciones polémicas, aunque el árbitro las pasó por alto: una mano de Richet Gómez y una falta contra Jair. No pasó nada.

Cuando le tocó al Tigre el turno de ir al frente también falló en la definición, una vez Luciano Ursino, rematando afuera; otra, Cristian Esparza, también desviado; y la tercera, que no fue la de la vencida, de Amaral, porque acabó con un lujo dejando en el camino a un zaguero y al arquero, aunque Edward Zenteno sacó justo.

Estaba clarito, el que metía gol iba a quedarse con los tres puntos. En esa búsqueda, el tercer palo de la noche fue a tiro de Jair Torrico. Finalmente, él entró por la izquierda rato después, vació la defensa, tiró el “centro de la muerte” hacia atrás y Darío Torrico completó la acción mandando la pelota adentro a los 81 minutos.

The Strongest ya no tuvo resto para ir por el empate y, en el final, se salvó de un segundo gol en su valla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.