Una y otra vez se acercaba Everton, pero le faltaba claridad.

Wilstermann

Después de estar metido en su campo, el Rojo tuvo su primera aproximación a los 17’, Osorio recibió por derecha, se sacó la marca de un defensor, mandó el centro atrás y Javier Sanguinetti remató desviado.

Por Marcos Bonilla/Premium

En su segundo ataque, Wilstermann encontró el gol: tras un pase filtrado de Carlos Áñez a Serginho, el zaguero Julio Barroso le cometió una clara falta al brasileño, el juez argentino Yael Falcón no dudó y cobró el penal, que Osorio cambió por gol a los 23’.

Tras el tanto, el aviador no volvió a atacar y nuevamente se dedicó a defenderse por unos 25 minutos. En ese lapso a Everton le anularon tres goles, todos por posición adelantada, aunque el último de ellos con alguna duda.

El empate, de entrada

En el arranque de la segunda parte (47 minutos), el cuadro de Viña del Mar encontró el empate a través de Di Yorio, después de un grueso error del arquero Escobar.

El tanto envalentonó a Everton, que presionó a Wilster y lo acorraló en su campo, pero Escobar salvó dos veces a su arco.

Reaccionó Wilster, necesitó 15 minutos, y después se fue al frente. Tuvo también dos chances para marcar: un remate de Sanguinetti (61 minutos) y un cabezazo de Santiago Echeverría (67’) fueron atajados con esfuerzo por el golero Fernando de Paul.

Después de esas jugadas el encuentro se hizo de ida y vuelta, aunque con mayor posesión de pelota del local, que tuvo una para desnivelar a los 95’ con un remate de izquierda de Ibacache, quien mandó la pelota al travesaño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.