jueves, 4 de febrero de 2021

Guabirá inició su concentración cerrada por ocho días

Luis Hurtado ingresando al hotel

Una delegación del club Guabirá conformada por 30 personas comenzó, el mediodía del jueves, la concentración cerrada por ocho días. El hotel Terramía Resort sobre la carretera Montero - Warnes se convirtió en el cuartel general de los azucareros.

Como se había anunciado un grupo de 24 jugadores, cuatro miembros del cuerpo técnico y dos médicos son las personas que comenzaron el aislamiento en el hotel Terramía ubicado en el ingreso a la comunidad de Las Barreras.

El equipo trabajó normalmente la mañana del jueves en el Complejo Deportivo Celina y al mediodía la delegación enfiló hacía su búnker donde trabajarán la parte física y táctica con la premisa de llegar en las mejores condiciones al torneo Apertura y su participación en la Copa Sudamericana.

“La delegación se trasladó el mediodía hasta el lugar de la concentración allá fueron recibidos por el personal del hotel y posteriormente se instalaron en cada una de sus habitaciones”, dijo Richard Pizarro, gerente técnico del club Guabirá.

Según Pizarro los ambientes donde se acuarteló el rojo es un lugar tranquilo donde el profe ‘Copito’ Andrada podrá desarrollar su trabajo sin ninguna molestia y los jugadores se concentren en las indicaciones del cuerpo técnico para mejorar su rendimiento de cara a los partidos que se avecinan.

Lo que se pretende es que el grupo esté plenamente concentrado en lo que es la parte física, “el profesor ‘Copito’ Andrada es muy claro cuando señalar que está es la parte más importante de la pretemporada. Se ha hecho todo el esfuerzo necesario para que los jugadores estén cómodos, tranquilos y puedan sacar el mejor provecho de la concentración”, precisó Pizarro.

En el hotel los jugadores tendrán a su disposición una cancha donde podrán realizar el trabajo con balón, gimnasio, canchas de arena para trabajar en el potenciamiento de la parte física.

En este periodo la alimentación es distinta, se trata que el jugador se alimente y se nutra lo mejor posible. El menú de la alimentación la maneja el cuerpo médico en coordinación con el cuerpo técnico, indicó Pizarro.

El aislamiento del primer plantel finalizará el jueves próximo. Posteriormente se viene una seguidilla de partidos amistosos, entre ellos está el compromiso con The Strongest pactado para el 12 de febrero a puertas cerradas en el estadio Gilberto Parada.

Si bien son 24 los jugadores que han concentrado en Terramía, hay otro grupo de futbolistas sobre todo juveniles y los que están a prueba que trajinarán todos los días hasta el hotel para plegarse al trabajo, aseveró Pizarro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario